surf.jpg

Selección de Libros Científicos de aconsejable lectura (aprovéchalos para extraer información para los trabajos)

"Hitos de la Química"

"100 Preguntas y 100 Respuestas sobre Ciencia"

"Ciencia Alucinante"

"Historia de la Química"

"Los Pilares de la Química Moderna"

"Claroscuro del Universo"
Nuestra principal guía para conocer el Universo es el análisis de la luz que nos llega de los astros, pero lo visible nos ha llevado rápidamente, con los avances de los últimos años, hacia aquello que no vemos, la materia que sabemos que existe por su efecto en los movimientos de los cuerpos que forman parte del mismo sistema. Su naturaleza es diferente a la que constituyen las estrellas, los planetas o a nosotros mismos: es la Materia Oscura. La estructura básica del Universo se ha ido determinando paulatinamente, usando fuentes cada vez más lejanas y que permiten una mejor separación entre las predicciones de los diferentes modelos. Con la capacidad de medidas cada vez más precisas ha llegado una gran sorpresa: la expansión del Universo es acelerada. Dado que la presencia de materia y energía, cualquiera que sea su naturaleza, sólo puede frenar la expansión por sus efectos gravitatorios…, se deduce que debe haber un nuevo componente que sea responsable de esa aceleración de la expansión. Para explicar este nuevo componente, Einstein incluyó entre sus teorías la llamada Constante Cosmológica, que no tuvo buena prensa al principio, pero que nunca desapareció de la escena cosmológica. Su estatus como ingrediente necesario para comprender la expansión acelerada es relativamente reciente, y con la novedad de que su concepción se ha ensanchado para abarcar la posibilidad de que se trate de una entidad física, totalmente desconocida por el momento y que evoluciona con el tiempo. Estamos hablando de la Energía Oscura.
"Nuevos Materiales del Siglo XXI"  A pesar de que los materiales que nos rodean (metales, plásticos, cerámicas, vidrios, cementos, etc.) son tan familiares, la Ciencia de Materiales es una ciencia nueva. Fue aceptada por primera vez como verdadera disciplina científica y académica en 1958. Fue necesario el espectacular desarrollo de la física, la química y de otras ciencias básicas en el siglo XIX y primer tercio del siglo XX para que el conocimiento y uso de los materiales dejaran de ser un conjunto de habilidades tecnológicas, más o menos artesanales, heredadas de la experiencia acumulada. El desarrollo científico y tecnológico y los avances en comunicaciones, tecnologías de la información, transporte, salud, ingeniería civil, industria energética, bienes de consumo, etc., de los últimos cincuenta años, no hubieran sido posibles sin el desarrollo de materiales, algunos de ellos desconocidos con anterioridad, como nuevas aleaciones metálicas, cerámicos avanzados, nuevos vidrios, polímeros, fibras sintéticas y materiales compuestos. Hoy, la Ciencia de Materiales es una ciencia multidisciplinar, reúne los conocimientos y experiencias procedentes de la física y la química del estado sólido, la metalurgia, la química orgánica, la ingeniería química, la geología e incluso de la biología. En el futuro, el reto es conocido. El mundo posible que viene necesita forzosamente desarrollar tecnologías sostenibles de producción y consumo de energía, de transporte y comunicaciones. Necesita, además, extender los beneficios de este desarrollo al conjunto de la población mundial. Estas tecnologías requieren, entre otras cosas, nuevos materiales hoy inexistentes, con nuevas propiedades específicas cada vez mas sofisticadas. A pesar del camino recorrido, todo hace suponer que estamos sólo en el comienzo de una verdadera revolución, la de los Nuevos Materiales.
"La Química y el Cambio Climático" 

"La Química y el Espacio" 

"La Química y la Vida" 

"La Química y la Salud"